Cuidados importantes que debes de tener con tu bebé recién nacido

Desde el momento en que nace un bebé debes de tener en cuenta su cuidado y sobre todo las partes que pueden llegar a infectarse tales como el cordón umbilical o zonas que si se llenan de algún líquido como es la zona de la pelvis o la zona interna de los oídos tienes que tener extremo cuidado.

Cura del cordón

Este se seca y se cae con el tiempo pero sin embargo hay que limpiarlo mientras sucede esto, esto se puede lavar con cuidado las zonas de los alrededores (recomendado solo con agua y jabón) o en algunos casos recomiendan limpiarlo con alcohol para que no se infecte.

No importa cuál apliques o si no quieres limpiarlo porque puedes hacer cualquiera de las anteriores según estudios realizados en casi nueve mil bebés es totalmente igual como se termina de curar el ombligo, mientras que no sea con el povidine todas son viables, pero si crees que se puede infectar aplica lo anteriormente mencionado.

La ropa de los primeros días

En los primeros días solo debes de abrigarlo dependiendo del clima no pasarse de ropa pero tampoco como si fuese una persona adulta, debe ser algo entre muy abrigado y abrigado como nosotros, después de los primeros días puedes colocarlo con un poco más de ropa que tú ya que no sienten la temperatura igual que nosotros.

Por otro lado ellos no tendrán la cantidad suficiente de grasa para poder aguantar el frío así que lo bueno será abrigarlo lo suficiente durante las temperaturas gélidas y pues en la temperatura natural con una manta basta si se está cerca de los veintisiete grados hacia arriba.

Al bañarlo

Aunque puede ser bueno para matar las bacterias y en algunos casos tranquilizar al bebé puede perjudicarlo ya que les reseca la piel, elimina tanto las bacterias que contiene en la piel que son naturales como las dañinas por esta razón se va reseca la piel, causando si se deja muchas infecciones cutáneas, lo recomendado es bañarlo por lo menos cada dos días o tres.

Debes de hacerlo con un jabón especial que no reseque tanto la piel, que el agua esté a buena temperatura sin estar muy fría o caliente, y todo preparado para secarlo después, si vives en una zona con varios climas distintos es lo más importante para que no se resfríe si está el clima frío o cosas por el estilo.

Orejas, ojos y nariz

A estas no hay ni que tocarlas pero puede que en algún momento veas algo extraño en estas zonas, con demasiadas lagañas algo que puede suceder debes de echarle algún suero o gotas para los ojitos y limpiar con una gasa estéril desde adentro hacia afuera, una gasa por cada ojo.

En el caso de la cera solo debemos limpiar los alrededores del oído sin meter el hisopo en el orificio, mejor si es con un algodón en vez de hisopos, que no toque la zona del orificio porque puede causarle fastidio y perjudicarle el oído que todavía se está desarrollando.

Por último la nariz es recomendada usar un suero fisiológico siendo por gotas para no hacerlo de forma muy brusca, los vas a echar a través de los orificios nasales para que el moco se diluya y salga con facilidad o que se lo trague para que lo regurgite luego.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *