“El Embarazo: una oportunidad para informarse”

Todos los padres y madres tienen una historia y una vida anterior a la paternidad y la maternidad. Quieren repetir las experiencias favorables. No quieren repetir lo que les hizo daño y les dolió. Ninguna será una madre perfecta, ninguno será un padre perfecto, pero todos pueden trabajar para ser los mejores padres posibles para su hijo. Tener hijos los enfrenta a experiencias nuevas en infinitos sentidos.[1]

Muchos son los beneficios del amamantamiento para el bebé, para su mamá, su familia… para la sociedad en general.

Es importante que durante el embarazo la futura mamá reciba información sobre el cuidado de los pechos, que pueda reconocer el tipo de pezón que tiene: plano, retráctil, umbilicado….

Se habla de la importancia del contacto precoz entre la mamá y su bebé. Estar informada y conocer tus derechos (Ley 25929) te permitirá dialogar con tu médico obstetra para expresarle tus deseos y los de tu pareja en cuanto a tus expectativas en el momento del nacimiento de tu bebé.

Tener una entrevista prenatal con el pediatra y con la puericultora, te ahorrará tiempo y esfuerzo en el momento del alta hospitalaria. Poder conocer a los profesionales que te asistirán y controlarán la salud de tu bebé o te asesorarán en temas de lactancia y crianza, será beneficioso para la vuelta a casa con tu hijo. Esta organización permitirá que Uds., los papás, estén más atentos a los cuidados y necesidades del bebé. Saber quien va a atender a tu bebé les permitirá sentirse contenidos, acompañados, seguros, disfrutando así de un momento único.

Entender sobre la importancia del amamantamiento frecuente, a demanda, informarse sobre el amamantamiento por señales, son puntos de suma importancia para lograr una lactancia satisfactoria. También lo será el conocer el funcionamiento de las glándulas mamarias, de tus pechos, conocer las posiciones para amamantar. Poder diferenciar una adecuada prendida, comprender que el dolor a la hora de amamantar es una señal de alarma, que requerirá de asistencia profesional.

La importancia de evitar el chupete los primeros días para que no interfiera en la lactancia.

Recibir información sobre tu alimentación, descanso, comportamiento esperable de tu hijo, que varíará en especial durante los primeros días.

Estar informada desde el embarazo, te permitirá poder tomar decisiones, evitando alarmarte cuando no fuera necesario y enfocar tu atención en responder a las necesidades de tu hijo.

Considerar la importancia de organizar la dinámica familiar durante la internación materna cuando hay otros hijos, la necesidad de pedir ayuda los primeros días.

Estos y otros son los temas que frecuentemente preocupan a las embarazadas y es por eso que “Crianza Feliz” quiere acompañarte en esta nueva etapa.

[1] Mucho, Poquito, Nada? Guía Sobre Pauta de Crianza. Unicef

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *