Como estos pulpitos de crochet están cambiando la vida de los prematuros

Los tentáculos de los pulpos les recuerdan a los bebés el cordón umbilical y los reconforta.

Un hospital en Inglaterra ha cambiado las vidas de sus pacientes prematuros con ayuda de algunos amigos con forma de pulpo tejido a crochet.

En noviembre, el Hospital Poole de Dorset, Inglaterra, anunció en un comunicado de prensa que sus prematuros estaban mostrando efectos beneficiosos  simplemente por acariciar un pulpo tejido a crochet. Daniel Lockyer, matrona de servicios neonatales en el hospital, dijo que las mamás y los papás están encantados de ver a sus bebés prematuros encontrar consuelo en sus pequeños amigos acuáticos.

“Los padres ya nos están diciendo que sus bebés parecen más tranquilos con la compañía de su amigo de pulpo, así que estamos deseando continuar con el proyecto en el futuro”, dijo Lockyer.

Rosie Ryves-Webb, responsable de medios de comunicación y prensa del Hospital Poole, dijo al diario The Huffington Post que el hospital decidió probar el proyecto después de enterarse de los efectos que otros hospitales habían visto con los pulpitos. La idea parece haberse originado con el  “Proyecto Octo” en Dinamarca.

Según el comunicado de prensa del Hospital Poole, los brazos del pulpo les recuerdan a los prematuros el cordón umbilical, que a su vez les recuerda el vientre de su madre, haciéndolos sentir tranquilos y reconfortados. Kat Smith, que dio la bienvenida a sus gemelas en el hospital a las 28 semanas, apoyó este sentimiento y le dijo al Bournemouth Daily Echo que sus niñas “aman” a sus amigos pulpo.

“Cuando están dormidas se aferran a los tentáculos con fuerza”, dijo. “Normalmente estarían en el vientre y jugarían con el cordón umbilical de modo que los pulpos las hacen sentir en casa y seguras”.